Skip to content

MEDIO AMBIENTE, DESARROLLO Y POLÍTICA*

abril 30, 2010

*Nombre inspirado en un seminario que tomé en el segundo semestre de 2009 con Carlos Tapia.

Aprovechando la actual coyuntura electoral, compartiré algunos comentarios sobre los temas ambientales y su prioridad en los debates políticos nacionales. He decidido dividir este propósito en dos entregas. Inicialmente haré una introducción acerca de esa extraña combinación (para muchos) entre los temas ambientales, los de desarrollo y la política. En la siguiente entrega haré unos comentarios puntuales sobre qué dicen o que están proponiendo los candidatos presidenciales que reemplazarán a Álvaro Uribe Vélez sobre los temas ambientales. Así que, vamos a la primera parte.

A manera de introducción

Para el grueso de la sociedad, el manejo de los temas ambientales se reduce a lo que supuestamente hagan activistas esquizofrénicos, apocalípticos o casi animistas que se amarran a los árboles o cosas por el estilo. Cosa más alejada de la realidad. Paradójicamente, cumplida la primera década del siglo XXI, cada día se hace más evidente la estrecha relación entre la formulación de políticas públicas para el desarrollo que involucran “preocupaciones ambientales”, definiendo así lo que llaman algunos la “dimensión ambiental del desarrollo”. Medio Ambiente, Desarrollo y Política. Tres palabras que encierran grandes disputas y diferentes posturas e ideologías, pero que guardan más cosas en común de lo que la gente tiende a pensar ¿Por qué?

Hoy por hoy existen políticas nacionales, regionales y globales sobre diversas preocupaciones ambientales (agua, cambio climático, biodiversidad, etc.). Para bien o para mal, grandes líderes políticos en sus discursos incorporan esa “dimensión ambiental” y hay una “danza de los millones” entorno a productos, bienes y servicios “ecológicos”. Todas estas preocupaciones se deben a diversos cambios sociales y económicos presentes en todo el Mundo y a la importancia e influencia del movimiento ambientalista global en las decisiones políticas y económicas, especialmente desde la década de 1970. Sin embargo, estas preocupaciones sobre el medio ambiente han estado fuertemente ligadas a ideas políticas y científicas provenientes de países de Estados Unidos y Europa y que han tenido influencia en todo el Planeta ya sea para la conservación, o para un control social y político. Para ilustrar esto, veamos lo siguiente.

Los seres humanos atribuimos valores e ideas de tipo político, religioso, estético o de lo que sea, a esa materialidad física que a veces llamamos naturaleza, medio ambiente, ambiente, ecosistemas, hábitat, biodiversidad, etc. A partir de dichas representaciones y a través del manejo y transformación de la naturaleza podemos estar ejerciendo relaciones de poder no solo sobre ella, sino sobre la gente misma. Es decir, todo se reduce a la cuestión de para qué y para quienes se conservan el ambiente y sus “riquezas”.

Al respecto, existen dos creencias en el ambientalismo que entre sí son paradójicas. La primera, que la pobreza y el supuesto subdesarrollo aumentan la degradación ambiental y la segunda, que algunas comunidades especialmente rurales y alejadas de los centros de poder, son más “amigables” con el entorno. Para la primera, no siempre el asunto es así, pues en muchas ocasiones la pobreza es ocasionada por fuertes desigualdades sociales en el acceso y uso de los recursos naturales, que se profundizan aún más con la pobreza y la implementación de políticas externas para el manejo del ambiente. En cuanto a la segunda, algunas comunidades locales no “conservan” la naturaleza por que sí, sino que simplemente viven así. Aunque si pueden verse amenazadas sus formas de vida debido a la imposición de proyectos de desarrollo bajo otras ideas y políticas sobre el ambiente.

En síntesis, lo anterior nos sugiere que a lo largo de la historia, han chocado diferentes visiones sobre el manejo y la conservación del ambiente, en donde unas ideas han prevalecido más que otras, debido a razones más de tipo político. Es así que los discursos, ideas y prácticas ambientales, han sido apropiados y resignificados a su manera por organizaciones y movimientos sociales en todo el Planeta y que su acción se refleja no solo en acciones, sino en geografías como afirma el geógrafo Karl Zimmerer. Para no extenderme más en el asunto, recomiendo mucho la lectura del libro “Green Development” de W. M. Adams, en donde se recoge una importante historia de la agenda ambiental global y los temas de desarrollo y que ya va por su tercera edición, pues estos temas son candentes y dinámicos.

A pesar de esa gran influencia del movimiento ambientalista, aún se siguen presentando conflictos ambientales en el Planeta, relacionados al desarrollo humano. Como ven no nos estamos refiriendo a embelecos esquizofrénicos, caprichos ecologistas o esencialismos estúpidos. Estamos hablando de cosas básicas de las cuales dependemos para vivir como la alimentación o el mismo desarrollo cultural de la sociedad. Pese a ello, los temas ambientales o son trivializados o se convierten en discursos cosméticos para justificar inequidades sociales. Más allá de ser explícita esa dimensión ambiental en el desarrollo, esta se subordina en la prioridades del país. Su incomprensión incluso puede resultar en una falta de gobernabilidad en el manejo del territorio, que propicia conflictos ambientales. En otras palabras, se enmascara un discurso ambiguo y por momentos mentiroso de lo que es el mentado “desarrollo sostenible”.

Con esta introducción que espero sea útil para comprender lo que dicen o no dicen los candidatos a la presidencia de la República de Colombia (2010-2014), en este punto, ¿cómo ven esa relación medio ambiente, desarrollo y política?

4 comentarios leave one →
  1. abril 30, 2010 1:34 pm

    Hay un caso especifico, la creación o construcción de un megaeropuerto entre barranquilla y cartagena; en los terrenos que corresponden a una reserva que protege a una especie de micos. Se plantea prevalecer las necesidades de la región y obviar la presencia de los animales.

    Pero entonces uno se pregunta, porque en otras regiones si se salvaguardan los ecosistemas y aquí no? Y pareciera en el fondo que ellos conocieran algo que la comunidad no. Porque que necesidad hay de atacar un espacio considerado reserva para hacer un aeropuerto que la región no necesita.

    Y los candidatos del régimen ratifican lo dicho por el presidente, el megaeropuerto va porque va. Así que a este paso uno no sabe a que atenerse. Si el proyecto es para valorizar terrenos baldíos o tener un aeropuerto a una hora de sus fincas. Vaya uno a saber

    • Germán A. Quimbayo permalink*
      mayo 3, 2010 10:22 pm

      Hola!

      Como bien lo dice sumercé, es un problema social, pero que de paso se lleva todo lo que está en el camino, con el fin de facilitarle la vida a los “dotores”. Gracias por la lectura y el comentario. Un abrazo!

  2. Marylin Gómez permalink
    mayo 4, 2010 2:25 pm

    Si bien lo has dicho, la dimensión ambiental en el desarrollo se subordina en la prioridades del país. Lo anterior me recuerda un documento sobre La política ambiental y la institucionalidad en Colombia donde se evidencia el deterioro de la gestión ambiental especialmente en el último gobierno al fusionar el Ministerio de Medio Ambiente con el de Vivienda, bajando la participación del primero en el presupuesto de un 22% al 17% además disminuir aún mas de las corporaciones regionales y los institutos de investigación.

    No son caprichos al exigir una mejor gestión ambiental ya que es preocupante que un país con una gran diversidad y base en recursos naturales no le dé prioridad y sustente su desarrollo en otros ámbitos dejando olvidado algo importante: que a pesar de luchar por un óptimo desarrollo sostenible es utópico la protección del medio ambiente frente a la actividad económica y social siempre irá ligada.

  3. Xandra Portilla permalink
    mayo 8, 2013 5:12 pm

    Hola ! donde podria encontrar articulos de estos temas? me es interesante saber sobre ellos. gracias !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: