Skip to content

El agua en la cultura política de Colombia.

septiembre 16, 2008

Ayer finalmente se entregaron a la Registraduría Nacional del Estado Civil un número mayor a los dos millones de rúbricas que respaldaron el referendo en defensa del agua y que busca: “consagrar el derecho humano fundamental al agua potable, un mínimo vital gratuito, la gestión pública indelegable y directa del agua y protección especial de los ecosistemas esenciales para el ciclo hídrico“.

Y eso que estoy seguro que muchas firmas se quedaron sin llegar, pues mucha gente respaldó a lo largo y ancho del país de una u otra forma la iniciativa. De hecho yo mismo estuve este sábado pasado en horas de la noche en la sede del Ecofondo, llevando unos formatos que me habían llegado a mi lugar de trabajo hasta ese día en horas de la tarde-noche. Me encontré a varios conocidos quienes estaban haciendo lo mismo que yo, entregando las firmas que hacían falta.

Esa noche la sede del Ecofondo estaba muy agitada , llena de gente (alcancé a ver incluso a algunas personas que representan al comité promotor del referendo) revisando los miles de formatos que llegaron para que fuesen organizados y hacer su debida entrega el día lunes. Se sentía la expectativa por todos los lados y en todas las personas. Voy a recordar mucho el rostro expectante de Juán Camilo Mira, coordinador de la Campaña en Defensa del Agua, cuando le entregamos las firmas. Creo que esa expresión la tuvimos todos durante este fin de semana que acaba de pasar: la satisfacción de un trabajo hecho y la expectativa por que todo favorezca a esta iniciativa.

La labor de recolección de firmas terminó, pero no la de la defensa por el agua. Ahora será esperar como todos los conductos administrativos y burocráticos no vayan a afectar esta legítima defensa del agua.

Esta inicitiva, no consistirá en regalarle agua a todo el mundo como cuestionan algunas personas o le achacan sus detractores. Vá más allá y por eso las rúbricas y el referendo son solo UNA parte de toda una gran campaña de educación, de pedagogía ambiental y de re-pensar una sociedad que se reconcilie con su naturaleza, y que mejor elemento que el agua que nos une a todos los seres y expresiones vivas del Planeta.

Consagrar en la Constitución que el agua es un bien público y derecho fundamental es un apenas un paso, trascendental sin duda, pero lo más importante y es lo que hay que abonarle a esta iniciativa, es que por lo menos se puso en la opinión pública un tema tan importante y vital, como es el estado ecosistémico, social  y político del patrimonio hídrico en Colombia. Ese es un terreno abonado. Y estoy seguro que ese trabajo continuará con o sin referendo.

Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: