Skip to content

Tiempo sin escribir y muchas cosas por contar

abril 14, 2008

Tiempo sin escribir por estos lares. Ya sea por razones laborales o personales uno deja de escribir en un bló por cierto tiempo. Pero también a veces el no tener que escribir es motivo de dejar descuidado el chuzo por un rato. Ambas cosas me pasaron por estos días.

Siempre es bueno descansar. Personalmente considero que para escribir en este blog, lo debo hacer cuando me nace y no postear porque sí, pues esto implicaría una incoherencia conmigo mismo. Además esto constituiría una falta de respeto con los pocos que se atreven a leer lo que este humilde servidor escribe. Postear de relleno y escribir por que toca mantener una supeflúa frecuencia, no me parece correcto. Uno debe escribir cuando le plazca, con sinceridad y esto es lo chévere también de los blogs.

Dejando atrás lo anterior, quería referirme a varios temas que han sonado por ahí. Primero debo manifestar mi total repudio con lo acontecido días atrás en nuestro país con la persecución y magnicidio felino ocurrido en estas “apasionadas” tierras, hecho que surgió a raíz del caso de rabia en Santander de Quilichao, Cauca.

Pienso que estos comportamientos definen una vez más una naturaleza violenta del colombiano promedio, que se expresa en multiples y a veces sutiles formas. Lo peor de todo es que existen personas en este país que dicen, ¡qué salvajes y violentos son en el Ecuador!, pero acá somos gente amable y de bien que queremos La Paz.

No es que no repudie lo acontecido en Ecuador, que se me hace un acto execrable, pero con lo de los gaticos, las corridas de toros, el adular a diario a los promotores de la guerra y el odio, celebrar la desgracia ajena además de agredir constantemente al vecino de al lado (caso también visto en la blogósfera chibcha), nos hace igualmente violentos, pero bajo otros métodos.

Creo yo que cada vez estamos lejos de solucionar el conflicto interno, si nuestra cultura violenta no cambia. Es por ello que recomiendo mucho la entrada de mi colega equinoXial Julián Ortega Martínez, quien de forma magistral hace una reflexión bien intencionada, pertinente y realmente informada (no como esos medios mentirosos que malforman cada vez más el pensamiento de los colombianos, como RCN y El Tiempo) sobre el tema. De verdad, la recomiendo.

El segundo caso que me inquietó hace unos días fue lo de la crisis del agro argentino de la cual me gustaría escribir más ampliamente en una próxima oportunidad, pues tiene que ver con la actual crisis alimentaria global y el cambio climático de cierta forma. Me parece que dicha situación no fue abordada en su integralidad y como en un mensaje que recibí hace poco de una amiga del argentino Raul Montenegro, se trata de un problema de monocultivo de cerebros. Montenegro cuestiona que el problema solo manifesto la arista económica, de quienes se quedan con el dinero o no de la producción especialmente de soya (transgénica, que modificó por completo la ruralidad argentina) en los campos gauchos.

El problema va más allá. La sojización del cono sur (especialmente de Argentina y Paraguay) le ha costado a esta zona del continente la devastación de ecosistemas importantes, la afectación de la salud no solo ecosistémica, sino humana (por la fumigación con glifosato, para mantener la soya Round Up Ready -TM) y el desarraigo rural, todo por mantener la demanda de insumos para la generación de agrocombustibles y piensos animales hacia Europa. ¿A qué costo? Y la presidenta argentina haciendo show aquí y allá. Que pena.

Finalmente y cambiando radicalmente de tema, le jalaron un poco las orejas a Samuel Moreno con el proyecto del Plan de Desarrollo de la ciudad de Bogotá, especialmente en la parte ambiental (aunque, ¡oh sorpresa!, el titular de El Tiempo es bastante sensacionalista). Ojalá las observaciones que hizo el Consejo Territorial de Planeación sean recibidas de buena forma. Pese a que trabajo con el Distrito en el sector ambiental (y en una estrategia de educación ambiental que eso si agradezco, me ha dado la facilidad de desarrollar la construcción de un pensamiento ambiental con la comunidad en general), personalmente discrepo con el manejo que se presenta en algunas instancias de la ciudad, especialmente en lo que tiene que ver con las rondas hídricas, los residuos sólidos y en lo que concierne a los Cerros (como lo plantea el mismo Consejo). Bueno al fin y al cabo este es el fiel reflejo de la historia de la administración ambiental pública en el país, segmentada y poco integral con la complejidad ambiental del territorio. Problema de toda la vida.

Bueno espero haberme hecho sentir nuevamente en este chuzo con esta entrada. Es todo por ahora, un saludo y chao.

2 comentarios leave one →
  1. ivo permalink
    abril 15, 2008 2:13 am

    si que se extrañaban los comentarios pero coherente pensamiento… como curiosidad le cuento sumercé que hay blogers que ponen un post tipo: “estoy de vacaciones ya volveré” o me tomo una pausa… asi sus lectores no le pierden la pista y saben que no es un blog más caido en combate.. o que se “mamo” de escribirnos !! jijijijiji

    un abrazo desde la distancia

  2. Germán A. Quimbayo permalink*
    abril 15, 2008 9:52 pm

    Ivo:

    Gracias por compartir siempre estos precarios pensamientos.

    Un abrazo también para tí y toda la familia!!
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: