Skip to content

Sobre el agua y algunos demonios…

marzo 25, 2007

Durante esta semana más exactamente el 22 de marzo ce celebró el día internacional del agua. La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución A/RES/47/193 del 22 de diciembre de 1993 en donde se acoge esta celebración. Este año la UNESCO se refiere a este conmemoración con el lema ‘Coping with Water Scarcity’ (Enfrentandose con la escasez del agua).

Pero más allá de las conmemoraciones en torno al agua que por estos lares parecen esconder serios asuntos, y teniendo en cuenta el lema de la ONU, hay que tener el ojo puesto con los siguientes datos. El agua dulce disponible representa menos de la mitad del 1% de toda el agua de la tierra. Sin embargo esta cantidad de agua dulce findamental para el desarrollo de gran parte de la vida terrestre, incluyéndonos a nosotros, se ve amenazada por la sobre-explotación, la contaminación y aspectos como el cambio climático (calentamiento global y efecto invernadero). Este último altera directamente el ciclo hidrológico incidiendo en la disponibilidad de agua potable por el aumento del clima en el Planeta, haciendo que en algunos lugares no sea (el agua) disponible para el consumo.

Volviendo a Colombia se piensa promover un referendo en donde la Constitución Nacional, considere al agua como un derecho humano, se mantenga una oposición al manejo privado (privatización) de acueductos y alcantarillados municipales y además que se fijen reglas claras en torno a la conservación de ecosistemas estratégicos (como los páramos y los bosques de niebla) en torno al valioso elemento. Esto conforme a

uno de los temas centrales del Foro Social Mundial, celebrado en Nairobi a fines de Enero pasado y que sirvió para convocar una Asamblea Mundial de Ciudadanos por el Agua en Bruselas, en donde se ha dejado clara la precupación de la mercantilización del agua y su disponibilidad. La iniciativa es una clara oposición a la controvertida Ley del Agua y los proyectos en torno al acceso de agua potable y saneamiento que viene arengando el régimen. Habrá que esperar a que la burocracia y legalismo reinantes en el país para el acogimiento de las iniciativas populares, no hagan desfallecer esta iniciativa de la cual ya me apunto.

De otro lado, existe un pensamiento muy recurrente en el que se cree que el manejo privado que tarifas consumo de agua se establecerá un manejo adecuado de la misma. Este es el mayor argumento (que no deja de no tener una base sólida) que tienen los interesados en considerar el agua como una mercancía para justificar la privatización. Es cierto que en muchos lugares del mundo la gente no tiene ni para tomarse un vaso de agua diario, y para países con un magno potencial hídrico (aún) como Colombia no se evidencie de forme visible la crisis por la escasez, el problema va más por el lado de la disponibilidad y acceso en especial en el país. La pobreza y la exclusión social determinadas por un modelo económico excluyente hacen que esta situación se recrudezca, y que los únicos que se beneficien del acceso al agua sean los grandes capitales multinacionales.

Es preciso que se trabaje en el fortalecimiento de políticas públicas que garanticen un manejo público y un acceso sin restricciones a un derecho humano y bien de todos(as) como lo es el agua. Esto no debe estar desligado a un trabajo de sensiblización en torno al uso del agua que reivindique su valor ritual y porque no sagrado (tal y como lo hacían los Muiscas) para que su uso satisfaga no nuestros caprichos, sino nuestras necesidades más básicas.

P.D. Mientras tanto por acá ni se inmutan frente a casos como el que reseña nuestra compañera O-lu.

Saludos

 

 

4 comentarios leave one →
  1. Carolina G. permalink
    marzo 25, 2007 6:52 am

    Hola!!

    Lo que dices es muy cierto… la privatización del agua corresponde a la necesidad de una empresa no necesariamente colombiana de ganar dinero (y nuestra agua). Nosotros, mientras tanto, nos quedamos callados ante la situación y seguimos pagando el alto costo de la explotación del agua (no solo a nivel económico sino además a nivel social y ecosistémico). Un abrazo!!

  2. lully, Reflexiones al desnudo permalink
    marzo 28, 2007 6:14 am

    Muy cierto tu planteamiento. Mira que hasta en los mercados hay gran variedad de marcas de agua en diversos tamaños. Què cobrarán? el empaque acaso?
    El agua es uno de mis mejores placeres..mmm… no pude contenerme para decirte esto.
    Un abrazo afectuoso!

  3. German A Quimbayo permalink
    marzo 29, 2007 7:02 am

    Caro:

    Se está mercantilizando con el agua. Es algo que va contra todo el sentido común. Un beso

    Lully:

    Precisamente ese placer que tu comentas, es parte del derecho humano a disfrutar sin valor de cambio este elemento vital. Gracias por tu mensaje, un abrazo

Trackbacks

  1. Agua en el ojo del huracán: Referendo del Agua « Más allá del ecologismo…(2.0)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: