Skip to content

Revivamos nuestra historia

noviembre 16, 2006

En vista de que nuestro comportamiento y cultura nos está haciendo llevar a un punto de no retorno, en especial en algunos ecosistemas, vale la pena hacer una mirada hacia el pasado, retomar la historia (por lo menos reciente), a ver si enmendamos en el camino por lo menos en algo. Recordar es vivir, al fin y al cabo.

Remontémonos a la Colombia después de la primera mitad de la década de 1980, es decir entre los años 1986 y 1987. Época en la cual el narcotráfico del cartel de Medellín y asociados, estaba en pleno apogeo; los hechos recientemente conmemorados esta semana (y a veces vilmente olvidados) como el holocausto del Palacio de Justicia y la catástrofe de Armero, aún retumbaban en el corazón de la nación; de otro lado los acercamientos entre los grupos insurgentes y el gobierno años antes, habían fracasado, y ya se asomaban los primeros brotes del paramilitarismo en el Magdalena Medio. Sumado a lo anterior por esas épocas se dio comienzo a la persecución y eliminación sistemática de la Unión Patriótica y sus militantes. Este en especial (sin adoptar una posición política) un duelo en mora, como otros tantos más en el colectivo colombiano.

Dentro de todo ese contexto, paradójicamente en el país, se empezaba a sacudir un poco del desinterés hacia el medio ambiente y la naturaleza que Colombia tenía hasta entrada la década del 80, y más cuando desde el año 1974 se había formulado el Código de Recursos Naturales, y Colombia estaba siendo reconocida a nivel internacional no solo por su megadiversidad, sino por la gestión pública que se estaba haciendo para su conservación. Para esta época, las administraciones del desaparecido INDERENA habían llevado a cabo un trabajo bastante interesante, en especial en la investigación y divulgación masiva de información acerca del valor del patrimonio ecológico del país, con apoyo de reconocidos académicos del país. Se suma a esto, la formulación de algunas de las zonas protegidas más importantes del país, constituyendo poco a poco lo que se conoce hoy como la Unidad Especial de Parques Nacionales Naturales. Incluso la Federación Nacional de Cafeteros, hacía su trabajo (¿recuerdan al original profesor Yarumo? No el de ahora que es un fantoche, como la federación misma).

La anterior gestión se vio reflejada incluso en medios de divulgación nacional, que a la postre, servirían de referente para los que hoy nos encontramos en las ciencias naturales y ambientales. Dicha divulgación se hizo a través de distintas series informativas, unas más conocidas que otras. Comenzaremos enunciando la serie denominada Nuestra Fauna, de la casi extinta fundación Renaser (sí la misma de los cóndores y los ojos de anteojos) y que circulaba con el diario (en esa época, ahora semanario) El Espectador, gracias a la impresión Roto Offset. Esta serie que alcanzó aproximadamente un número no mayor al de 20 fascículos (si alguien me recuerda bien de cuantos números fue la serie, le agradecería), se describían algunas de las especies más representativas de la aún desconocida fauna criolla. Por que aquí se conoce más del león africano (Panthera leo), la jirafa (Girafa camelopardalis) o el chimpancé (Pan sp.) que de los monos aulladores (Alouatta spp.), los cusumbos (Nasua spp.) o los paujiles (Crax spp.). He aquí el valor de estas publicaciones: el de informar y educar de forma masiva y clara, en donde la sociedad (en este caso el lector) conozca, se apropie y valore su patrimonio ecológico. La serie además tenía la colaboración de personajes tan importantes como el gran Jorge Ignacio ‘El Mono’ Hernández (q.e.p.d.) y José Vicente Rodríguez Mahecha, dos de los personajes más importantes en la investigación biológica y ecológica nacional y todo el apoyo que les brindaba el desaparecido INDERENA, en su época más dorada. Es de notar el certero aporte en las hermosas ilustraciones a cargo de Margarita Nieto y César Landazábal, reconocidos artistas aún vigentes en la ilustración de la vida silvestre de Colombia. Con solo remitirse a los libros de la colección de Conservación Internacional, uno se puede dar gusto.

 


(Fotos: Serie: Nuestra Fauna)

De otro lado, vale la pena mencionar otra serie que incluso, salió de forma previa a la de Nuestra Fauna por medio del mismo diario. Se trata de la recordada serie Así es Colombia, en donde se mostraba de forma informativa y gráfica, la diversidad natural y por ende cultural del país. Esta serie fue dirigida y coordinada por el reconocido Antonio Montaña (sí, el mismo que escribió el libro de la Fauna Social Colombiana). Este fue un interesante ejercicio de lo que debe ser un trabajo interdisciplinario y más para la época. Se podían ver aportes desde la ecología y las ciencias naturales describiendo los ecosistemas colombianos en toda su gama de vida, hasta crónicas (con cierto toque literario) que hablaban de las costumbres más arraigadas de las distintas regiones del país, sin necesidad de llevar propagandas y proselitismos patrios, mostrando la cara ‘linda del país’, caso tan típico en nuestros días. Qué nostalgia.

 

 

 

 

 

 

¿Por qué este tipo de publicaciones ya no tienen un espacio importante en los medios de comunicación y ante todo una difusión en espacios académicos no formales y comunitarios? ¿Por qué ya no se tiene referentes claros de la fauna, flora del país sin necesidad de estar en una esfera académica? ¿Dejaremos de ver nuestro patrimonio cultural tan ligado a nuestro medio ambiente, como un objeto curioso para mostrar a inversionistas extranjeros y más como un verdadero patrimonio y como valor único para redefinirnos y construir una sociedad más justa?

Son preguntas que dejo al aire.

Saludos.

spp= varias especies por género

7 comentarios leave one →
  1. Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO permalink
    noviembre 19, 2006 4:43 am

    Me encanta que hayas tocado el tema y en la forma que lo enfocaste. Es sembrar el interrogante a través del ciberespacio. Adoro la naturaleza y cada vez que veo caer un árbol me da pena por las generaciones futuras y porque es energía pura que se pierde.
    Verás que hasta hice un post en septiembre, el penúltimo que aparece en ese mes titulado MI INTERIOR AL DESNUDO.
    http://reflexionesaldesnudo.blogspot.com/2006_09_01_reflexionesaldesnudo_archive.html

    De otro lado, dibujaste una sonrisa en mi rostro, cuando mencionas ese paréntesis:
    “(¿recuerdan al original profesor Yarumo? No el de ahora que es un fantoche, como la federación misma)”. ¡Qué verdades tan bien cantadas!
    Un abrazo afectuoso!

  2. German A Quimbayo permalink
    noviembre 19, 2006 8:44 pm

    Hola Lully!

    Que sorpresa y alegría tenerte por acá. Además me alegra mucho el haber dibujado una sonrisa en tu rostro. Me conmoviste también.

    Lastimosamente nuestra amnesia también contribuye a que la ecología de los ecosistemas colombianos se vea afectada y no solo la amnesia sino por la ignorancia. El no saber que tenemos no garantizará que lo cuidemos.

    Un abrazo también

    Saludos

  3. Nacaru permalink
    noviembre 20, 2006 6:43 am

    German, gracias por tus comentarios en nuestro blog, con algo de política, que nosotros aun no manejamos, pero muy simpáticos.

    Con respecto a lo del concurso parece que se confirma que hicieron fraude. En Miraalmundo publicamos las pruebas.
    http://miraalmundo.blogspot.com/

    Opina por favor que el tema está caliente.

  4. German A Quimbayo permalink
    noviembre 20, 2006 9:41 am

    Hola chicos!

    Que alegría verlos por acá. Que pena ahi molestarlos con mi visión política, es que se me sale ya que me da rabia como algunos políticos tratan de idiotas a los que los confrontamos desde el oficio sus formas de imponer cosas. En fin.
    Si, yo me supuse desde que Álvaro me envió la info que era un fraude.

    Ya nos vemos por su casa

    Un abrazo

  5. Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO permalink
    noviembre 22, 2006 7:41 am

    Gracias por tu respuesta. Sabes, me gustarìa que me enviaras tu correo porque quiero proponerte algo interesante para el mundo.
    Un abracito!
    lullypc@gmail.com

  6. German A Quimbayo permalink
    noviembre 22, 2006 10:05 am

    Lully:

    ¿Pues que se me le ofrecería de este humilde y precario servidor sumercé?

    Ya te escribo al mail

    Saludos

Trackbacks

  1. Nueva Publicación Ambiental: Catorce, 6º « Más allá del ecologismo…(2.0)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: